Mis dibujos

Iba de visita en casa de Ch. Él estaba en la cocina preparando algo de comer cuando me fijé en un objeto. Sobre la mesa captó mi atención una carpeta de cartón duro azul oscuro, cerrada con gomas del mismo color.

Abrí la carpeta y encontré unas hojas escritas. “Elvira Pujol Masip 2ºB”, reconocí al instante mi letra infantil del colegio. Entre los papeles también habían dibujos. Eran los dibujos de mi primer álbum. Uno de ellos, un paisaje verde con dos personajes en la parte central, un niño y una niña. Todavía veo la gama de verdes brillantes de un prado lleno de flores, pájaros, un pequeño animal parecido a una ardilla, un oso y los árboles con las copas cargadas de frutos.

¿Seguro que este dibujo lo has hecho tu? me preguntaba la maestra haciéndome dudar de mis capacidades artísticas. Y ahora lo tenía delante de mis narices. Estaba intacto, el papel un poco estropeado por el paso del tiempo, pero los colores vibraban como el primer día, no habían perdido su lustro. Junto a ésta reconocí otras pinturas mías. También encontré láminas grandes de dibujo al natural, apuntes de cuerpos desnudos de cuando asistía a las sesiones al natural en el Cercle Artístic de Sant Lluc.

Sin pensarlo cogí la carpeta.

¡Pero si todo esto es mío! ¿Cómo ha llegado hasta aquí?, me preguntaba todavía emocionada por aquél hallazgo.

Si cierro los ojos todavía veo los azules y verdes cargados de luz de mi infancia.