De amor y revolución

En las calles la revolución estaba en marcha, un estallido de gentes inundaba las plazas. Pude ver a las multitudes congregadas y circulando desde plaza Catalunya, plaza Sant Jaume, hasta Arc de Triomf y más allá en la plaza de las Glorias y Meridiana arriba. Todos al unísono entre gritos de júbilo y proclamas revolucionarias.

Desde mi perspectiva privilegiada y a modo de zoom panóptico recorrí las avenidas, sobrevolé las calles y me detuve allí donde por algún que otro motivo mis ojos se fijaban. Me paré ante una pequeña manifestación, no más de diez personas que ajenas a los acontecimientos reivindicaban causas menores, desfasadas, sin darse cuenta que ahora los cambios se extenderían y alcanzarían toda la ciudad, todo el país. La revolución era ya un hecho y lo más importante sin mediación de ningún tipo de violencia.

Más tarde en un solar próximo al centro presencié una acción muy original y entusiasta. La performance consistía en una fila de unas veinte personas que a modo de striptease grupal comenzaron a desnudarse frente a la tapia del fondo y de espaldas a un público espectante. El show llegaba a su culminación cuando tras el desnudo integral, los performers intercambiaron sus ropas hasta mostrarse de nuevo vestidos. El resultado era tan colorido y llamativo que recibieron sonados aplausos. Y es que aquella revolución tenía eso, era una fiesta contínua, la alegría de reencontrarse en los demás y compartir hasta las bragas.

Al atardecer y frente a un viejo monitor de televisión instalado en la calle, pude ver la retransmisión a todo color de los alcances revolucionarios. En directo se pasó la entrevista de uno de los periodistas y escritores claves del momento, que desde su vivienda-refugio-local en la plaza Molina, comentaba la gloriosa jornada del día 1 de la revolución. Era C. con unos cuantos años más y con un semblante serio y de emoción contenida, nada que ver con el C. borrachín y transnochador que había conocido. Y así con estas imágenes de serenidad y triunfo colectivo concluyó el primer día del año 0.